Get Adobe Flash player

Get Adobe Flash player

Incineración de Tóxicos

 

 

En El Salvador la incineración de desechos agrícolas e industriales, sustancias tóxicas...y llantas en hornos de cemento de Holcim es una actividad no solo permitida, sino apoyada por el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, MARN, además por importadores, distribuidores, instancias gubernamentales y municipalidades que envían sus neumáticos desde los centros de acopio para su disposición final.

Hay que tener en cuenta que los combustibles de residuos son muy atractivos para la industria del cemento, ya que son más baratos que los combustibles tradicionales. 

El problema con las plantas de cemento que queman residuos, es que no están diseñadas para quemar materia altamente peligrosa; además de dioxinas y furanos, se emiten un número de otros productos químicos nocivos.

Cada año ingresan al país casi un millón de llantas, de las cuales se logran destruir casi la mitad.

La quema de llantas origina altos niveles de contaminación del aire, debido a que su combustión expulsa gases que contienen sustancias tóxicas como: óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre, monóxido de carbono, metales pesados, acetaldehídos, hidrocarburos, formaldehidos, cromo hexavalente, benceno y una serie de nanopartículas y otros elementos químicos; estos elementos se transportan en el aire, los cuales se van depositando en los objetos, en los ojos, en el aire y en la piel.

El humo tóxico de la quema de llantas afecta la salud de los seres humanos y otros seres vivos. Principalmente ataca al sistema respiratorio, dando lugar a la aparición inmediata o progresiva de enfermedades bronco-respiratorias y cáncer pulmonar. También genera afecciones a la piel, ojos e inclusive insuficiencias cardiacas. Estos gases alteran el equilibrio atmosférico y elevan su temperatura.

Las cenizas producidas por la quema de los neumáticos generan además residuos que son arrastrados por el viento y la lluvia hacia las aguas subterráneas y superficiales, por lo que las capas superiores del suelo reducen su fertilidad.

En general la industria cementera ha contribuido a la contaminación generando un conjunto de impactos a la salud y al ambiente.

Frente a este problema CESTA tiene como objetivo principal promover la cancelación del proceso de toda práctica de incineración de llantas y otros desechos en el país.

Es urgente que la población salvadoreña conozca sobre los peligros ambientales y sociales que ocasiona la incineración de llantas y otros desechos en hornos de cemento de Holcim en El Salvador.

Actualmente CESTA desarrolla la Campaña “La incineración no es la solución” donde está dando a conocer que la incineración es una falsa alternativa al procesamiento de las llantas, igualmente capacitando a grupos y sectores interesados en incidir por evitar la quema de llantas y otros desechos, además de generar el interés en medios de comunicación y otros sectores estratégicos sobre la problemática de Incineración de Tóxicos.


“Quemar desechos agrícolas e industriales, sustancia tóxicas y llantas...

...destruye la vida humana y el ambiente.”

 

Reusa las llantas

MATERIAL


ENLACES

 

VIDEOS RELACIONADOS