Get Adobe Flash player

Agricultores se ven afectado por el cambio climático

De acuerdo a registros ambientales que contempla el CESTA Amigos de la Tierra,  El Salvador ha sido calificado como uno de los países que presenta altos índices de deterioro ambiental a nivel de Latinoamérica y El Caribe, lo cual ha perjudicado principalmente a recursos como el agua y suelo.

Otro de los problemas que le sigue son la destrucción de zonas boscosas, esto se debe a que muchas zonas verdes son destruidas para ejecutar proyectos turísticos, áreas habitacionales, proyectos mineros, entre otros, lo que a corto plazo refleja altos daños a la vida del ecosistema.

Cabe reconocer que la destrucción de suelo y contaminación del recurso hídrico, en la actualidad ha llegado a afectar la vida de miles de agricultores del país. Para el  caso agricultores de San Idelfonso en San Vicente, dicen estar sufriendo las consecuencias del cambio climático, ya que esto les ha perjudicado en la producción agrícola.

Ante esto, el CESTA  a través de promotores ambientales desarrolla el proyecto “Construcción, aplicación y supervisión participativa de leyes y políticas públicas asociadas a la seguridad alimentaria y nutricional”, con la finalidad de hacer más sustentable la vida de los habitantes de dicho municipio quienes se dedican a la producción agrícola.

“La contaminación nos ha venido a dejar grandes pérdidas en nuestros cultivos, tal es el caso de las sequías, esta nos mató la producción, aparte de esto nos endeudamos, porque nosotros trabajamos con base a préstamos, y aunque la cosecha se pierda, nosotros tenemos que pagar el capital invertido en la producción”, expresó Juan Hernández, habitante del Cantón San Pablo Cañales, San Vicente.

Él asegura que tras sufrir estos daños en su parcela agrícola, desde hace tres años se dedica a la agricultura sostenible, lo cual le ha ayudado a salir adelante, “con la agricultura orgánica hay más vida, sobrevive la tierra, hay más condiciones de salud para nuestras familias y sobre todo hay más producción”, expresó Hernández.

Los agricultores expresan que con este proyecto esperan que  la vida productiva sea más efectiva, ya que muchas personas únicamente sobreviven de la agricultura. Así podrán cultivar tomate, sandias, chile, pepino, maíz, maicillo, frijoles entre otros productos, de una forma más sustentable, libre de pesticidas, lo que garantizará tener mejores condiciones de alimentación y salud.

“Por la falta de agua, perdí manzana y media del cultivo de maicillo, y otra parcela de maíz, con esa pérdida adquirí una deuda de 300 dólares en el Banco de Fomento Agropecuario, y hasta la fecha estoy pendiente”, comentó José Mejía, habitante del Barrio Guadalupe de San Idelfonso, San Vicente.

Asimismo, añadió que él como otros agricultores no recibe ayuda por parte del gobierno con el famoso paquete agrícola, por lo que también reiteró que no perderá la oportunidad de aprender algo nuevo con el proyecto impartido por los promotores ambientales del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada.

Por tanto el impacto que el cambio climático está y seguirá ocasionando en el país requiere de estrategias de sobrevivencia que permitan contar con reservas de alimentos y que los agricultores desarrollen nuevas técnicas de cultivos que protejan el agua y el suelo. De esta manera El Salvador caminará  en un proceso de vida  más sustentable.   

 

Saúl Martinez