Get Adobe Flash player

Get Adobe Flash player

Noticias

 

 

 

Proyectos Turísticos Amenazan a Manglares y Comunidades

 

SAN SALVADOR (EL SALVADOR), 5 de Junio 2013 – Una propuesta del gobierno salvadoreño de desarrollar proyectos turísticos en la franja costera del país es una amenaza para los bosques de manglar y las comunidades locales, según Amigos de la Tierra El Salvador/CESTA y organizaciones sociales y comunidades del Bajo Lempa en El Salvador.

El gobierno salvadoreño esta debatiendo una propuesta clave que es parte de un programa de ayuda estadounidense de US$ 277 millones y podría firmarla en septiembre del 2013.

Un nuevo testimonio en video [1] publicado por Amigos de la Tierra Internacional en el Día Mundial del Medio Ambiente, 5 de Junio, muestra que los bosques de manglar, como el de La Tirana en la costa de El Salvador, forman parte de un ecosistema complejo que protege las costas de la erosión y sirve de filtro de las aguas costeras.

 

Las comunidades que viven en estos bosques y en sus alrededores dependen de estos recursos naturales y cuidan la biodiversidad de estos frágiles ecosistemas.


De llegar inversiones turísticas a zonas naturales protegidas, como pretende el gobierno como parte del programa de ayuda estadounidense Fondo para el Milenio ('Fomilenio'), “los bosques de manglar y las comunidades que dependen de estos frágiles ecosistemas se verían seriamente afectadas”, afirmó Ricardo Navarro, Presidente de Amigos de la Tierra El Salvador/CESTA.

Proyectos de turismo financiados por Fomilenio en la costa desalojarían comunidades campesinas que pertenecen a estos territorios porque en esta zona hay muchas personas que no tienen seguridad jurídica sobre su tierra”, añadió Navarro.

La Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) [2], la agencia del gobierno estadounidense que impulsa el Fomilenio, eligió en diciembre del 2011 a El Salvador para otorgar un segundo paquete de ayuda no reembolsable, por US$277 millones, para desarrollar la franja costera.


La aprobación final de la propuesta por parte del gobierno podría estar lista a finales del 2013, luego de que la MCC analice los proyectos presentados por el país. El acuerdo tiene que estar aprobado y firmado para el 15 de marzo del 2014, aunque es posible que sea firmado para septiembre del 2013. [3]


El Bajo Lempa sufre de inundaciones durante la época lluviosa que cuestan vidas y pérdidas de cosechas e infraestructura y linda con la reserva natural Bahía de Jiquilisco, donde varias organizaciones locales han desarrollado importantes proyectos ambientales y sociales, para preservar los manglares y las especies que allí viven.


La Bahía de Jiquilisco y el Estero de Jaltepeque son el corredor ecológico más importante del país, con una extensión de 112,454 hectáreas. Por su fragilidad y por ser área de anidación de especies en peligro de extinción, la bahía y el estero fueron declarados sitios protegidos por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional.


En 2007 la bahía fue declarada reserva de biósfera por la UNESCO, y se calcula que en sus 37 kilómetros de playa anidan el 50% de las únicas 300 tortugas carey existentes entre México y Perú.

 

El gobierno ha recibido a la fecha 72 proyectos de inversionistas privados por un monto de $575 millones de dólares, especialmente en el sector de servicios internacionales, agroindustria y turismo. Para que sus planes se concreten, los empresarios ofrecen invertir esa cantidad mientras se construye la infraestructura necesaria.


Las organizaciones sociales y comunidades del Bajo Lempa consideran que el segundo Fomilenio llevará un incremento en la depredación y contaminación de los ecosistemas costeros del país y el desalojo de comunidades campesinas que tradicionalmente han pertenecido a estos territorios.


Según las organizaciones sociales y comunidades del Bajo Lempa, el segundo Fomilenio no está considerando proyectos que por años han demandado las comunidades del Bajo Lempa, como por ejemplo: la construcción de bordas, la limpieza de drenajes y el mejoramiento de calles; lo que demuestra que no se ha consultado a la población.


Un segundo testimonio video muestra como un pequeño productor de El Salvador guarda e intercambia sus semillas, conservando y desarrollando la biodiversidad, y contribuyendo a combatir el hambre.

 


Organizaciones sociales y comunidades del Bajo Lempa declararon en mayo de 2013 su intención de seguir desarrollando un proceso de 'Soberanía Alimentaria', con enfoque agroecológico que incluya la protección de semillas locales, la defensa de la tierra y la conservación de las fuentes de agua.


[2] Los EE.UU y El Salvador firmaron el primer Fomilenio en el 2007, el cual proporcionó $461 millones de dólares para construir una carretera y financiar otros proyectos en la región norte del país. Si se aprueba el segundo Fomilenio, tendrá un valor de $413 millones de dólares y desarrollará infraestructura en la región costera de El Salvador.


Uno de los objetivos del Fomilenio es construir un puente que conecte puertos de la costa del Pacífico con puertos de la costa del Caribe Centroamericano, facilitando así el comercio proveniente de Asia a los EE.UU y Europa. La nueva carretera Longitudinal del Norte, construida con el primer Fomilenio, conecta el puerto Cutuco de La Unión con Puerto Barrios en Guatemala. El segundo Fomilenio mejorará la carretera costera de El Salvador, de manera que se conecten otros puertos salvadoreños. También desarrollará nuevas industrias como el turismo.


La MCC fue creada por el congreso estadounidense en 2004 para ayudar a que países pobres superen la pobreza, y ha destinado $8.4 billones de dólares en asistencia en todo el mundo. Más información:http://www.mcc.gov/pages/about

http://www.foei.org/en/media/resources-for-journalists/world-environment-day-tourism-projects-threaten-mangroves-and-communities-in-el-salvador