Get Adobe Flash player

Get Adobe Flash player

Noticias

 

 

 

Organizaciones sociales se pronuncian en contra de la explotación

del agua, la minería y las represas en El Salvador

 

 

El acceso al agua no debe ser ningún privilegio, ni negocio, el agua es vida y nos pertenece

 

En el marco de la próxima celebración del día internacional de lucha contra las represas este 14 de Marzo y al día internacional del agua el 22 de Marzo se llevó a cabo el foro denominado “Por el agua contra la Minería y las Represas”.

CESTA en coordinación con la Red Latinoamericana contra represas y por los Ríos, sus comunidades y el agua mejor conocida como Redlar,  el Movimiento Mesoamericano contra el modelo extractivo minero M4 y el Movimiento de Victimas, Afectados y Afectadas por el Cambio Climático y Megaproyectos, MOVIAC, hicieron un llamado a las comunidades a no permitir que las grandes corporaciones exploten los recursos hídricos y metálicos en el país.

Las ponencias fueron desarrolladas por Orlando Aguiluz de ABAZORTO, Mauricio Vanegas de Redlar, Yanira Cortéz de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Francisco Pineda del Comité Ambiental de Cabañas, Silvia Quiroa de M4 y Ricardo Navarro por parte de CESTA.

 

Según el representante de ABAZORTO, Orlando Aguiluz, el número de niños que mueren en el mundo a causa del agua contaminada sigue en aumento.

Para Aguiluz esta situación no solo se ha convertido en crisis de agua sino también se trata de crisis económica dado que las familias deben aportar un recurso extra de sus ingresos para obtener agua potable.

Es por ello que estas comunidades exigen a las autoridades que no permita la aprobación de Mega proyectos y que realicen proyectos de acceso al agua para todos y todas.

En la zona rural, sector que es más vulnerable en cuanto a explotación minera se refiere, no existen proyectos de potabilización de aguas y no existe apoyo de los gobiernos municipales ni del gobierno central hacia las organizaciones que buscan mejorar la calidad de agua de las comunidades para que estas sean aptas para el consumo humano.

Así mismo, Silvia Quiroa, declaró que en El Salvador existen actualmente 22 solicitudes de concesiones para la explotación minera, que intenta obtener  88,154 hectáreas representando un 4.23 % del territorio, información que fue brindada por el Ministerio de Economía.

“Mesoamérica es la más afectada por  la explotación minera, esta actividad está provocando altos índices de contaminación en el agua”, declaró la representante del M4.

En el Departamento de La Libertad existe un perfil del Plan de Desarrollo de la zona Noroccidental que propone el almacenamiento de agua para la zona de riego de Atiocoyo Norte; zona donde se busca además aperturar una zona turística añadió Vanegas.

Según el Artículo 69 de la constitución de la república “…el Estado controlará la calidad de los productos alimenticios y las condiciones ambientales que puedan afectar la salud y el bienestar.” 

Sin embargo para la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos Humanos, Yanira Cortés,  el estado no vela por este derecho humano que tanto está afectando a las comunidades. “La explotación minera es una de las actividades que mas violentan los derechos humanos”, aseguró Cortéz.

El presidente del CESTA, Ricardo Navarro, hizo un llamado a todos los presentes a defender el territorio a evitar el control político de las grandes corporaciones. “La lucha es fundamental y hay que hacerla contra las represas, contra la minería y contra los transgénicos”, manifestó Navarro.

El evento se realizó en la sala de conferencias del CESTA ubicada en San Marcos, donde asistieron diversas comunidades afectadas a nivel nacional por éstas industrias de explotación.