Get Adobe Flash player

Get Adobe Flash player

Noticias

 

 

 

CESTA evalúa capacidad de gobierno central

ante la ocurrencia de un nuevo sismo en El Salvador

 

 

El trece de Enero de 2001 un sismo de magnitud 7.6 y con una duración de 45segundos provocó una gran destrucción, principalmente en 172 de los 262 municipios del país, este día el CESTA Amigos de la Tierra, hizo un llamado de atención a las autoridades del gobierno central y municipal a tomar medidas de prevención.


El símbolo de esta tragedia fue la Colonia "Las Colinas" de Santa Tecla, donde un alud de 150 mil metros cúbicos de tierra se desprendió de la Cordillera del Bálsamo, sepultando cerca de 200 casas y con ellas muchas personas.


Para evitar que escenarios similares se vuelvan a repetir es necesario según el Presidente CESTA, Ricardo Navarro, que haya rutas de evacuación y que la población conozca cuales son estas rutas.


Navarro, añadió que el gobierno central debería ordenar el territorio y establecer cuales son los sectores más vulnerables ¨necesitamos un plan de ordenamiento territorial con urgencia¨ aseguró.


Recordando los antecedentes de los sismos más catastróficos en el país, cabe una gran posibilidad de que se de un terremoto de enormes magnitudes, siendo los más afectados los que viven en zonas con alto grado de vulnerabilidad.


La misión de las instituciones que integran el Sistema Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, es de ¨ejecutar acciones coordinadas de intervención para responder a los efectos derivados de un terremoto en todo el territorio nacional con la finalidad de reducir las consecuencias inmediatas en las personas, así mismo, garantizar el aprovisionamiento de los servicios básicos mientras se propician las condiciones para su recuperación¨.


¨Es necesario que el país cuente con centros especializados de manera que el gobierno este monitoreando día a día cualquier fenómeno catastrófico¨ recalcó Ricardo Navarro.

 

Sin embargo, para el Presidente del CESTA, las autoridades actúan solo después de ocurrida la emergencia, cuando lo correcto es hacer evaluaciones antes de que ocurran, de acuerdo a Navarro si el gobierno no posee los recursos para hacer este tipo de investigaciones debería de hacer alianzas con las universidades.